Domovoi  by Alice duke

Duendecillo  ruso doméstico perteneciente al folklore eslavo.Es muy pequeño y anciano, a veces lo describen cubierto todo de pelo, incluso las palmas de las manos y de los pies, excepto alrededor de los ojos y de la nariz con cola o pequeños cuernos, aunque a menudo puede cambiar su apariencia y parecerse a los habitantes de la casa o de sus mascotas. Son muy tranquilos, y no se meten con nadie, salvo si la casa donde vive, está toda patas arriba o sucia.
Cuando le gusta la casa se queda como un guardián, ayudando incluso en las tareas de la casa, sin ser visto.
Ahuyenta a los merodeadores y asegurará las puertas y ventanas que han quedado mal cerradas. Si hay niños en la casa, velará porque duerman bien y no tengan pesadillas. Las gentes que tienen uno en casa, le suelen llamar de forma cariñosa, abuelo o señor. Aunque no se dejen ver, la familia suele saber que está, y procuran no ofenderle y le dan de comer por las noches, dejando cuando estos se van a dormir, un vaso  de leche y alguna galleta. Si está enfadado, lo mejor es regalarle un pedazo de pan salado envuelto en una tela blanca y la colocar un lino blanco y limpio en la habitación, es una invitación a que coma con la familia. Colgar botas viejas en el patio, es otra forma de honrarlo.
Antiguamente, se le consideraba un dios del fuego, y enemigo del diablo. Esto hace que le guste mucho cuidar el fuego de la casa y que permanezca siempre encendido, y le gusta mucho esconderse en la chimenea, y también bajo las escaleras, mientras que su" mujer", o la forma femenina, la Domovikha , prefiere  los sótanos y desvanes. Procuran no hacer ruido, pero a veces es inevitable oírle. Cuando ríe, significa que en la casa hay buen ambiente, mientras que si le notan cabreado, saben los habitantes que se acercan problemas. Para atraerlo a una casa nueva, lo mejor es colocar un mendrugo de pan bajo la cocina, y una vez que llega a la casa, hasta que encuentre su sitio, se le debe dejar una bota vieja para esconderse. Dependiendo de las regiones, se atrae de otras formas, como  coger un pequeño huevo de gallina, colocarlo debajo de un ratón, y llevarlo durante 9 días. El décimo el nuevo Domovoi será un sirviente de la voluntad del dueño de la casa, y se llevará los demonios que acechan a los niños, y quemándolos en una vieja estufa. Tiene algunas manías, como que no le gustan los espejos ni la gente que duerme cerca de las puertas.  Para librarse de un Domovoi rival, hay que golpear las paredes con un haz, gritando "abuelo Domovoi, ayúdame a echar el intruso". En caso de mudanza, se dice "¡Domovoi, Domovoi, no permanezcas aquí y ven nuestra la familia!"

Domovoi by Ashewednesday

Aunque tranquilo, tiene un lado juguetón, gastando bromas a los vecinos como por ejemplo, robar grano al vecino para alimentar sus propios caballos, o esconder algo cuando el vecino más lo necesita
Si quiere a alguien le hace trenzas en el pelo y si tiene antipatía le da pellizcos, hasta cardenales. También puede asustar por la noche se echa encima de la persona, mientras esta duerme y empieza a apretarla.La tradición dice que cuando se escucha llorar a un bebe, pero no hay bebes en casa, lo que se está escuchando es al bebé de Domovoi. En este caso, hay que cubrir el sitio del que sale la voz con un pañuelo y la madre del niño te dará respuesta a cualquier pregunta, con tal de que quites el pañuelo a su hijo.Él nunca va más allá de los límites del hogar. A veces, es hace una diferenciación entre ellos, un Domovoy que vive en una casa y un dvorovoy, el mismo tipo de duende, pero que vive en un patio

Domovoi mirada furtiva a la esposa Mercante para dormir, por Kustodiev Boris 

 

 

http://eraatlanta.blogspot.com.es