Publicidad:
La Coctelera

Categoría: Leyendas de Oceanía

6 Septiembre 2013

La diosa madre y la diosa de la Luna proliferaron en zonas con sistemas matrilineales, pero en las sociedades patrilieneales, las deidades femeninas tendían a ser complementarias de los dioses masculinos o espíritus maliciosos.

Entre las diosas serpiente benéficas hay que citar a Kagauaha de San Cristóbal y la diosa pitón Niniganni de Nu eva Guinea, que recompensaba con la fortuna a sus seguidores.

Las diosas creadoras asesinadas solían ser la fuente de productos vegetales. Uti, de Mangaia, escudriñó la tierra en busca de alimentos y enseñó el arte de la pesca nocturna.

Eran también corrientes los espíritus femeninos depredadores y caníbales, sobre todo en las islas exteriores de Polinesia. En las Marquesas, las Vehine Hae, o mujeres salvajes, siempre intentaban robar o raptar hombres vagabundos. Se dice que algunos espíritus vagabundos de Tonga o las Gilbert estrangulaban a los mortales con los que hacían el amor.

Los mitos maorí, los de Tuamotu y Tahití hablan de diosas caníbales. Estas diosas depredadoras pueden explicar por qué los samoanos y tahitianos solían tener diosas guerreras. Nafanua, la principal diosa de la guerra de Samoa, fue considerada un hombre hasta que sus pechos quedaron al descubierto en una batalla. To'imata, Aitupuai y Mahufaturau eran tres doncellas guerreras que acompañaban a su padre 'Oro.

Las diosas del volcán, como Pele en Hawai, compartían algunas de las características de la Diosa Madre y los espíritus malignos.

Polinesia es la región más extensa de Oceanía, y su zona más importante son los archipiélagos de Hawai y Nueva Zelanda.

Posee una gran riqueza de mitos cosmológicos -mucho más que Micronesia y Melanesia- los más conocidos de los cuales sean quizá los relatos maoríes sobre el Cíelo (Rangi), masculino, y la Tierra (Papa), femenina.

Al igual que en las sociedades micronesias, los mitos sobre la llegada por mar de unos extranjeros revisten gran importancia.

Los polinésicos eran grandes navegadores y se establecieron en Samoa y Tonga hacia 1000 a.C. A lo largo de 25 siglos se extendieron hacia otras islas del triángulo. Aunque muchos de los mitos de exploración reflejan viajes reales, también representan viajes espirituales.

Si los semidioses, como Rupe y Maui, fueron personas reales, es más probable que fueran chamanes famosos y no exploradores. Además de los relatos populares o fábulas, los mitos más antiguos de la región suelen referirse a la naturaleza, sobre todo las estrellas, y al origen de lugares y elementos corrientes, como el fuego o especies animales.

Estas historias solían formar ciclos narrativos que se iban ampliando y reproduciendo por parte de los narradores de historias en ocasiones rituales.

14 Febrero 2013

 

Al principio de la creación, las únicas cosas en existencia eran Areop-Enap y el océano. Areop-Enap buscó alimento en la oscuridad, y encontró una almeja enorme (en algunos relatos, una almeja Tridacna). Antes de que pudiera aturdirla, la almeja se la tragó y se cerró de nuevo. Areop-Enap exploró las entrañas de la almeja, y encontró un pequeño caracol (o en algunas versiones, un marisco de Tritón de Hornos).
Areop-Enap colocó el caracol bajo el brazo y se acostó, durmiendo durante tres días, dirigiendo parte de su poder al caracol. Luego se encontró con un caracol segundo, más grande que el primero, y lo colocó bajo el brazo y otra vez durmió tres días , transfiriendo parte de su poder a los caracoles. Al despertar, Areop-Enap-preguntó al más pequeño caracol para subir a la bisagra de la concha y poder abrir la almeja.

Como el caracol se movió a través de la carne de la almeja, dejó una estela fosforescente, a la luz de la cual Areop-Enap vio un gusano blanco (o en algunos relatos, una oruga) llamado Rigi. Ignorando al caracol, Areop-Enap lanzó un hechizo de fuerza en Rigi y le convenció para intentar abrir la almeja. Una y otra vez Rigi arremetió la cabeza contra la cubierta superior y su cola contra la carcasa inferior, y lanzó. La almeja se resistió y el sudor brotaba de Rigi, haciendo una piscina en la cubierta inferior, a continuación, un lago y, finalmente, un mar. La salinidad del agua mató a la almeja y abrió la concha. Areop-Enap hizo en la cubierta inferior la Tierra y el Cielo en la cubierta superior, estableciendo al caracol pequeño al oeste, transformándolo en la Luna.

El caracol segundo se estableció en el este y se convirtió en el sol. Areop-Enap hizo islas de carne de almejas y las vistió en la vegetación a partir de su propia telaraña. Finalmente, se volvió a Rigi y encontró que se había ahogado en su propio sudor, asesinado por sus propios esfuerzos. Areop-Enap lo envolvió en un capullo de seda y lo colgó en el cielo para convertirse en la Vía Láctea. Areop-Enap creó a los humanos de las piedras para que pudieran soportar el cielo, y luego descubrí que había otras criaturas en el mundo recién creado.

9 Septiembre 2012

Gnowee

9 sep 12 En: Leyendas de Oceanía

Gnowee, llegó a la Tierra cuando todo era oscuridad.

Trajo con ella a su hijo y a muchos otros familiares y amigos, y trajo también el fuego, que debía ayudarles a soportar el frío y las tinieblas.

Sin luz, la vida era muy difícil de sobrellevar. Muchos de los llegados con Gnowee, enfermaron y murieron pronto. Los que no estaban enfermos, encendían antorchas y salían en busca de alimentos que apenas les llegaban para subsistir.

Un día, mientras Gnowee estaba en los campos recogiendo frutos y raíces, su hijo salió de la gruta en que se refugiaban y se perdió en la noche inacabable.

Al saberlo Gnowee, loca de dolor, encendió una gran antorcha y corrió toda la tierra conocida sin lograr encontrar a su pequeño.

Quería iluminarlo todo, quería ver cada rincón, quería ver detrás de los árboles, quería ver los recodos de los caminos y quería ver entre la maleza de los campos.

Tanto y tanto deseaba la luz, que en un supremo esfuerzo, se elevó por los aires y el fuego de su antorcha pudo al fin iluminar la Tierra .

Pero Gnowee aún no ha encontrado a su hijo. Por eso cada mañana, sube al cielo con su gran antorcha encendida en las manos y sigue buscando.

Sólo cuando la vence el sueño, desciende a la tierra para descansar y entonces vuelve otra vez la oscuridad.

Sobre MITOS Y LEYENDAS

Avatar de Fini
Badalona, España
ver perfil »
contacto »
contador de visitas
contador visitas

Fotos

Fini Oriol Blanco todavía no ha subido ninguna foto.

¡Anímale a hacerlo!

Categorías